viernes

THOM KARREMANS (1948- ) LA INOPERANCIA DE LA ONU

EL PERSONAJE: Thom Karremans era el comandante de la fuerza de protección de cascos azules UNITED NATIONS PROTECTION FORCE (UNPROFOR). Esta fuerza fue desplegada en Croacia y Bosnia Herzegovina entre febrero de 1992 y diciembre de 1995.
Karremans y sus hombres fracasaron estrepitosamente en su misión de proteger la "zona segura" de Srebrenica que fue tomada por los serbios y, con total impunidad, ejecutaron a 8.372 civiles bosnios.
El 11 de julio de 1995, Karremans informó a sus superiores de la ONU que su batallón no podía garantizar el apoyo de los refugiados ni de las propias tropas de la ONU (400 soldados holandeses) frente a los serbios y solicitó negociaciones urgentes y al más alto nivel. Ese mismo día cayó el enclave de Srebrenica y, el 14 de julio se iniciaron las ejecuciones en masa, que duraron hasta el día 19.
El genocidio fue llevado a cabo por unidades del VRS (Ejército de la República Srpska), comandadas por el general Ratko Mladic y apoyadas por el grupo paramilitar serbio "Los Escorpiones". La masacre incluyó a hombres y mujeres, sin importar si eran niños o ancianos, al más puro estilo de "limpieza étnica".
El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (ICTY) calificó lo sucedido en Srebrenica como un acto de genocidio, el mayor asesinato masivo en Europa desde la II Guerra Mundial.
En los siguientes años fueron descubiertas cientos de fosas comunes. Los miles de cuerpos fueron llevados a grandes naves en Tutzla (Bosnia y Herzegovina) donde se iniciaron los trabajos de identificación. Las imágenes del genocidio escandalizaron a la opinión pública internacional y provocaron la dimisión del Gobierno de Wim Kok el 18 de abril de 2002. Los dos responsables del genocidio fueron Radovan Karadzic, presidente de la República de Srpska y Ratko Mladic, comandante del VRS.

BIOGRAFÍA: Thomas J.P. Karremans nació el 29 de diciembre de 1948 en Apeldoorn (Holanda).
Estudió en la Real Academia Militar de los Países Bajos y, entre 1979 y 1980 participó en las fuerzas de paz UNIFIL en el Líbano. Posteriormente estuvo destinado en la sede de la OTAN SHAPE de Mons (Bélgica).
En 1994, Karremans fue nombrado comandante del batallón neerlandés III enviado, como parte de la UNPROFOR, a Srebrenica. Con 400 soldados y sin apoyo aéreo, Karremans no se opuso a la toma de la ciudad, que fue tomada por fuerzas serbias entre los días 11, 12 y 13 de julio.
Mladic no tuvo reparos para interrogar a Karremans rodeado de amenazadores soldados serbios quien, en actitud sumisa,  se excusó diciendo que los bombardeos los decidían sus superiores.
Durante los días siguientes Mladic ejecuto a miles de musulmanes y a la mayoría de mujeres y niños los envió en autobuses a zonas serbobosnias. Tras acabar la masacre, el 21 de julio, Mladic permitió a Karremans y a sus hombres abandonar Srebrenica. Karremans aceptó regalos del criminal de guerra, le sonrió y le dio la mano.
En su defensa, decir que Karremans "no sabía" que los 8.000 hombres y niños musulmanes (a los que Mladic regalaba chocolatinas), iban a ser asesinados. Por su parte la ONU reconoció que era un error defender un enclave con tan pocos efectivos.
Poco después de regresar a Holanda, Karremans fue ascendido a coronel. Los tribunales lo exculparon de cualquier responsabilidad en la masacre de Srebrenica. Tras retirarse, Karremans se instaló con su esposa en España, donde escribió un libro en el que explicaba sus experiencias: "Srebrenica, ¿a quien le importa?: Un Rompecabezas de la Realidad".