viernes

SIMO HÄYHÄ (1905-2002) LA MUERTE BLANCA

EL PERSONAJE: El 30 de noviembre de 1939, 23 divisiones soviéticas invadieron Finlandia. Una enorme fuerza de 450.000 hombres, 800 aviones y 1.000 carros de combate, atacando simultáneamente a lo largo de toda la frontera finlandesa (1.200 km).

Al norte del lago Ladoga, en el río Kollaan esperaban a la 128 División soviética, hombres preparados para luchar con 40 grados bajo cero, desplazarse entre los bosques con esquíes y practicar una guerra de guerrillas.

De entre esos soldados finlandeses destacó un sencillo y tranquilo guerrero, absolutamente letal, que se convirtió en el mejor francotirador de la Historia al abatir 542 enemigos soviéticos en sólo 115 días.
Perfectamente camuflado para mimetizarse con la nieve, con una sangre fría excepcional, disparando en su posición preferida, sentado y, armado con un fusil MOSIN-NAGANT M28 con miras abiertas, realizó su increíble hazaña. Posteriormente Simo diría con humildad:

"Hice lo que se me ordenó lo mejor que pude"

BIOGRAFÍA: Simo Häyhä nació el 17 de diciembre de 1905 en Rautjärvi (Carelia, ahora Federación Rusa), un pueblo fronterizo con la Unión Soviética, en el seno de una familia de granjeros.
No es de extrañar que desde muy joven aprendiera a cazar. Realizó el servicio militar en 1925 en un batallón ciclista.
En noviembre de 1939 se produjo la invasión soviética, comenzando la denominada GUERRA DE INVIERNO.
La intención de Stalin era aplastar las defensas finlandesas y, de esta manera, asegurar el norte de la Unión Soviética. Pero los finlandeses aguantaron, y de qué manera.
Häyhä fue llamado a filas con urgencia. Su unidad, la 6ª Compañía del 34º Regimiento de Infantería, pronto se encontró tras el río Kollaan, atacando el flanco norte de la 128 División soviética.
Estas batallas reciben el nombre de EL MILAGRO DEL KOLLAAN.
Simo Häyhä, durante los tres meses que duró la resistencia finlandesa abatió 542 enemigos, armado en unas ocasiones con un fusil MOSIN-NAGANT M28 o con un SUOMI K 31 SMG. Despreciaba la mira telescópica para evitar reflejos y delatar su presencia.
Los soviéticos intentaron multitud de planes para acabar con él que incluían ataques de artillería o equipos de francotiradores. Finalmente, el 6 de marzo de 1940, una bala explosiva le hirió en la cara, cayendo en un coma del que no despertó hasta el 13 de marzo.
El Mariscal de Campo Mannerheim le ascendió de cabo a teniente y le otorgó la Cruz de Kollaan y la Cruz de Plata. Durante el resto de su vida fue considerado un héroe y un icono para los finlandeses, demostrando lo que puede hacer un solo hombre para defender su país.
Simo Häyhä murió en Ruokolahti el 1 de abril de 2002
Fotos: Dominio público (Wikimedia Commons)

¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"Héroes, gestas, tragedias y sus máquinas"


No hay comentarios: