viernes

FRIEDRICH PAULUS (1890-1957) STALINGRADO, LA DERRROTA MAS DURA

EL PERSONAJE: Hitler no perdonó jamás a Paulus, comandante del VIº Ejército alemán, que se rindiera a los rusos el 2 de febrero de 1943, reconociendo con ello la primera gran derrota de la WEHRMACHT de la II Guerra Mundial.
Poco más pudo hacer Paulus, rodeado por poderosos ejércitos rusos, con un ejército descompuesto, enfermo y sin suministros. Pudo suicidarse, que es lo que deseaba Hitler. Esa fue la razón por la cual el Führer lo había ascendido a mariscal poco antes, con la siguiente orden:
"La capitulación es imposible. El VIº Ejército cumplirá con su deber histórico en Stalingrado, hasta que no quede un solo hombre"
El 24 de agosto de 1942, el Grupo de Ejércitos B de Paulus llegó a los suburbios de la ciudad de Stalingrado. Se enfrentaban al 62º Ejército soviético de Chiukov. La LUFTWAFFE bombardeó la ciudad hasta convertirla en escombros consiguiendo con ello que los rusos pudiesen presentar una tenaz defensa escondidos en sus ruinas. Los alemanes lograron tomar el centro de la ciudad el 22 de septiembre, tras sufrir cuantiosas bajas.
 El 19 de noviembre los rusos iniciaron la OPERACIÓN URANO, una ofensiva destinada a acabar con los ejércitos alemanes que encontraban en Stalingrado.  Atacando desde el norte, Rokovsski logró abrir brecha y, junto a las tropas de Vatutin, destrozaron al 3º ejército rumano, al 8º italiano y al 2º húngaro.
Un día más tarde, Yeremenko atacó por el sur de la ciudad, arrasando al 4º ejército rumano y capturando 65.000 prisioneros. Hitler no autorizó la retirada del VI ejército de Paulus y los rusos aprovecharon para cerrar la pinza y dejar sitiados a 300.000 alemanes en una bolsa de 40 kilómetros de longitud por 19 de anchura.
 El 12 de diciembre,  Von Manstein intentó romper el cerco fracasando en el intento. Por su parte, la LUFTWAFFE también fracasó en su misión de abastecer con suficientes suministros para posibilitar la resistencia del VI Ejército alemán.
Tras rechazar los alemanes una oferta de rendición, los rusos intensificaron sus bombardeos a partir del 10 de enero de 1943. El 16 del mismo mes, la Bolsa se había reducido a 15 kilómetros, que fue poco después atravesada por los blindados rusos, provocando la rendición de una de las secciones alemanas el 1 de febrero.
Un día más tarde, el 2 de febrero, Paulus se rindió junto con 23 generales, 2.000 oficiales, 90.000 soldados, 40.000 soldados de países aliados y auxiliares. Para todos ellos empezaba un calvario, del que sólo consiguieron sobrevivir 5.000, cuando fueron liberados entre 1955 y 1956.
Los alemanes habían sufrido 731.000 bajas, contra unas bajas oficiales por parte de la Unión Soviética de 479.000 muertos. Además, Alemania tuvo que soportar unas enormes pérdidas en material: 2.000 carros de combate, 6.000 piezas de artillería y 900 aviones de transporte.

BIOGRAFÍA: Friedrich Wilhelm Erns Paulus nació en Breitenau (Imperio Alemán), el 23 de septiembre de 1890.
Debido a no pertenecer a la aristocracia, ya que su padre era tesorero en jefe de Hesse-Nassau, no fue aceptado como cadete en la Armada Imperial en 1909. Al año siguiente se alistó al Ejército Imperial, sirviendo como oficial cadete en el 111º Regimiento de Infantería.
Al comienzo de la I Guerra Mundial servía como teniente segundo en el 3º Regimiento de Infantería de Baden y, en 1915 fue asignado al 2º Regimiento de Cazadores Prusianos. Cuando acabó la Guerra, en noviembre de 1918,  era oficial de sección del Cuerpo Alpino y pasó a servir en el nuevo ejército alemán autorizado por el Tratado de Versalles, el REICHSWEHR.
Ascendido a Mayor General en 1939, al comienzo de la II Guerra Mundial, fue nombrado Jefe de Sección del X Ejército Alemán (más adelante denominado VI Ejército), tomando parte en la invasión de Polonia, Holanda y Bélgica.
En junio de 1940 fue ascendido a teniente general y participó en los planes para la Operación Barbarroja. En diciembre de 1941 fue nombrado comandante del V Ejército Alemán. El 20 de mayo de 1942 le fue concedida la Cruz de Caballero.
En el verano de 1942 atacó Stalingrado, empezando la dura batalla que acabó el 2 de febrero de 1943 con la rendición de Paulus y de los restos del VI Ejército. Durante su cautiverio, colaboró con los soviéticos uniéndose al Comité Nacional por una Alemania Libre. Liberado en 1953, se estableció en Dresde (Alemania Oriental) y ocupó del cargo de jefe civil en el Instituto de Investigación Histórica Militar.
Friedrich Paulus murió en Dresde el 1 de febrero de 1957 como consecuencia de una esclerosis lateral amiotrófica.
Foto nº 1: Cortesía homeplanet, Fotos nº 2 y 3: Cortesía fppcouk, Fotos nº 4, 7, 8, 9, 10 y 11: Dominio público (Wikimedia Commons), Foto nº 5: Cortesía militaryeducation, Foto nº 6: Cortesía studyblue

No hay comentarios: