viernes

GUILLERMO PINTOS LEDESMA (1856-1909) EL DESASTRE DEL BARRANCO DEL LOBO

EL PERSONAJE: Guillermo Pintos Ledesma era el general de brigada de infantería que mandaba a las tropas españolas que fueron emboscadas en el llamado "desastre del Barranco del Lobo". Esta acción costó gran cantidad de soldados españoles muertos por el ataque de las indomables cabilas rifeñas en el marco de la Guerra  de Melilla que tuvo lugar entre julio y diciembre de 1909. Las protestas contra el envío de tropas desde la Península provocaron en Barcelona la Semana Trágica.
El Rif, la región montañosa del norte de Marruecos era considerada como "zona de influencia española" por el tratado firmado con Francia el 5 de octubre de 1904. Los rifeños, que nunca habían sido sometidos al poder del sultán, jamás reconocieron, lógicamente, los tratados firmados por Francia y España.
¿Y qué intereses reales motivaron la muerte de tantos jóvenes españoles?
Detrás de la bandera española, siempre tan utilizada para esconderlo todo, estaban las minas de plomo argentífero de Afra de la COMPAÑÍA DEL NORTE AFRICANO, de titularidad española y capital francés, y las minas de hierro de la COMPAÑÍA ESPAÑOLA DE MINAS DEL RIF (CEMR), propiedad de la familia del conde de Romanones y de la casa Güell (los mecenas de Antoni Gaudí).
La concesión incluía la construcción de un tren minero entre las minas y el puerto de Melilla. La construcción de estas líneas era constantemente hostigada por los rifeños y debían ser protegidas a toda costa. Primero los negocios, después las vidas. El expolio de los recursos de los rifeños y sus vidas tampoco importaban nada. Las potencias europeas se habían repartido África sin contar con sus habitantes.
Como para España siempre ha sido muy importante eso del honor y la grandeza, la actuación en Marruecos se vio como una oportunidad de recuperar el prestigio internacional tras la pérdida de las colonias de Cuba y Filipinas en 1898. El Ejército, tras los desastres de Cavite y Santiago vio una gran oportunidad para recuperar el orgullo patrio. España nunca ha entendido que no se puede conservar ningún territorio, en contra del deseo de sus habitantes.
Guillermo Pintos Ledesma y los soldados españoles no fueron más que unos peones que pagaron con su vida, entre los intereses de unos y de otros. Según dice la copla:
"En el Barranco del Lobo/
hay una fuente que mana/
sangre de los españoles/
que murieron por la patria*"
*PATRIA: Conjunto de intereses económicos y políticos de individuos que, en su nombre, se enriquecen con la sangre de muchachos reclutados por la fuerza y enviados a la muerte.

BIOGRAFÍA: Guillermo Pintos Ledesma nació en las Islas Chafarinas (España), archipiélago situado frente a las costas de Marruecos. En julio de 1870, con 16 años de edad,  ingresó como cadete en la Academia de Infantería. Su primer destino fue en el Ejército del Norte en 1873, con el que tomó parte en la 3ª Guerra Carlista. Su actuación fue recompensada con el ascenso a teniente de infantería y, en 1876, fue de nuevo ascendido a capitán.
En 1877 fue destinado a Cuba donde, al mando de una columna participó en los combates contra los independentistas cubanos logrando destacar, por lo que fue ascendido a comandante. Regresó a España en 1879.
En 1888, el comandante Pintos fue enviado a Filipinas, a las órdenes del General Valeriano Weyler. La fuerza militar española era muy pequeña y estaba mal equipada. A pesar de ello Pintos logró enfrentarse con éxito a los musulmanes que se enfrentaron a los españoles y distinguirse en la campaña de Mindanao.
Tras la "pacificación" de Filipinas, en 1896 fue destinado de nuevo a Cuba, donde logró enfrentarse con éxito al independentista cubano Bartolomé Masó con una fuerza de 1.500 hombres. Por recomendación del general Weyler fue ascendido a teniente coronel. Continuó la campaña enfrentándose también con éxito al general Maceo en la provincia de Pinar del Río y, el 23 de octubre de 1896, en Ojo de Aguja, a las fuerzas cubanas de Aguirre, Valencia, Montero y Aranguren. El premio a su comportamiento fue el ascenso a coronel.
Tras su regreso a España en 1897, Pintos recibió el mando del Regimiento de Asturias, cargo que ostentó entre 1902 y 1906. En 1905 fue ascendido a General de Brigada de Infantería. En julio de 1907 fue nombrado comandante de la 1ª Brigada Mixta, con base en Madrid. El 13 de julio de 1909 la unidad partió para Melilla para ponerse a las órdenes del General José Marina Vega en su misión de enfrentarse a los rifeños. A bordo del transatlántico ALFONSO XII, llegaron a Melilla el 23 de julio de 1909.
El general Marina ordenó que la brigada de Cazadores de Madrid vigilara la zona del Barranco del Lobo y el de Alfer. El 27 de julio, la 1ª Brigada Mixta al mando del general Guillermo Pintos Ledesma se dirigió a la zona del monte Gurugú consiguiendo tomar, con ayuda de la artillería una de sus crestas, Ait Aixa. Pintos ordenó continuar por el Barranco del Lobo, a través de un terreno cada vez más abrupto y estrecho, donde los seis batallones de la fuerza española se fueron amontonando, mientras los rifeños simulaban retroceder.
Pintos se dio cuenta demasiado tarde de que se trataba de una trampa, cuando una fuerza de miles de rifeños aparecieron desde las crestas disparando y enfrentándose cuerpo a cuerpo con los soldados españoles. La carnicería fue enorme entre soldados y oficiales. Guillermo Pintos Ledesma también encontró la muerte, cayendo bajo el fuego enemigo. El balance final fue la muerte de 18 jefes y oficiales y de 136 soldados. Los heridos fueron 599.
Imágenes de las CAUferencias de Cau Artístic:

No hay comentarios: