viernes

REINHARD SCHEER (1863-1928) ALMIRANTE DE LA KAISERLICHE MARINE

EL PERSONAJE: Reinhard Scheer fue el almirante de la KAISERLICHE MARINE, la Marina Imperial Alemana, que comandó la Flota de Alta Mar durante la Batalla de Jutlandia (31 de mayo y el 1 de junio de 1916),  el mayor enfrentamiento naval entre los Imperios Británico y Alemán durante la I Guerra Mundial.
De semblante severo, carácter estricto y amante de la disciplina era conocido entre sus hombres como "el hombre de la máscara de hierro".
El bloqueo británico de Alemania obligó a estos últimos a un enfrentamiento con la flota británica para intentar romperlo. Los alemanes disponían de dos escuadras: la de Hipper al mando de 5 cruceros pesados, y la de Scheer con 16 acorazados tipo dreadnought, 8 acorazados tipo pre-dreadnought, 11 cruceros ligeros y 63 destructores.
Los británicos también disponían de dos formaciones navales: la de Beatty, con 6 cruceros pesados y 4 acorazados, y la de Jellicoe con 24 acorazados, 3 cruceros, 34 cruceros ligeros y 80 destructores. Tras el primer combate, los alemanes hundieron los cruceros HMS INDEFATIGABLE y HMS QUEEN MARY.
El combate principal empezó en la costa de Jutlandia y los británicos llevaron la iniciativa y se colocaron entre la flota alemana y su base. Scheer se concentró en atacar la línea de fuerzas ligeras británicas antes de retirarse perdiendo el acorazado SMS POMMERN y el SMS LUTZOW. Los alemanes lograron hundir más barcos británicos pero no consiguieron romper el bloqueo. En 1933 la República de Weimar botó en su honor, el crucero pesado ADMIRAL SCHEER.

BIOGRAFÍA: Reinhard Scheer nació en Obernkirchen (Baja Sajonia, Imperio Alemán), el 30 de septiembre de 1863, en el seno de una familia de clase media. El 22 de abril de 1879, a la edad de 15 años, logró entrar en la Marina como cadete.
Fue destinado a la fragata SMS NIOBE, donde empezó su aprendizaje. A continuación fue admitido en la Escuela Naval de Kiel donde, tras dos años aprobó con la segunda mejor nota en el Examen de Cadete del Mar. Continuó con un programa de entrenamiento de seis meses para artillería, guerra torpedera e infantería.
Sus siguiente destinos fueron el buque de entrenamiento para artillería SMS RENOWN, la fragata acorazada SMS FRIEDRICH CARL y el crucero protegido SMS HERTHA con el que dio la vuelta al mundo, completando su formación como cadete. Entre 1884 y 1886 estuvo destinado en el Escuadrón de África Oriental. Fue ascendido a teniente mientras servía en la fragata SMS BISMARCK. Entre enero y mayo de 1888 estuvo en el torpedero SMS BLÜCHER y, entre 1889 y 1890 fue oficial torpedero a bordo de la corbeta SMS SOPHIE. Gracias a su conocimiento sobre torpedos, en 1897 fue transferido al REICHSMARINEAMT (Ministerio de Marina).
En 1907, con el grado de capitán de navío le fue confiado el mando del acorazado SMS GAZELLE. En 1910 se convirtió en Jefe de Personal del comandante de la Flota de Alta Mar, almirante Henning von Holtzendorff y , en 1912 fue Jefe de Departamento General Naval, siendo comandante del II Escuadrón de Batalla de la Flota de Alta Mar, desde enero de 1913 a enero de 1915. Durante este tiempo fue ascendido a almirante.
A continuación fue Comandado del III Escuadrón de Batalla, dotado de los mejores acorazados de la Marina Imperial, con los que realizó algunos ataques contra las costas británicas.
El 18 de enero de 1916, Scheer fue nombrado Comandante de la Flota de Alta Mar. Sus planes fueron  propiciar el aumento de actividad de los submarinos para obligar a la flota británica a atacar a los alemanes.
Reinhard Scheer comandó la Flota de Alta Mar durante la Batalla de Jutlandia (31 de mayo y el 1 de junio de 1916),  la mayor batalla de acorazados de la I Guerra Mundial. Al término de la misma, Scheer informó  al Káiser que la guerra sin restricciones de los submarinos en el Atlántico era la única manera de derrotar a Gran Bretaña. El resto de intentos de atraer a la flota británica para destruirla fracasaron. El 11 de agosto de 1918, Scheer fue ascendido a Jefe del Estado Mayor Naval. Sus intentos de ampliar la actividad de los submarinos para cambiar el sentido de la guerra, llegaron tarde.
Un amotinamiento de los marineros en Wilhelshaven y diversos sabotajes realizados por los amotinados acabaron con los planes de ataque alemanes. Tras la Guerra, Scheer escribió sus memorias en 1919. En 1920 sufrió el golpe más duro cuando su casa fue asaltada por un individuo que asesinó a su esposa, a la criada e hirió gravemente a su hija Else. Reinhtzard Scheer murió en Marktredwitz (Alemania), el 26 de noviembre de 1928.
Fotos: Dominio público (Wikimedia Commons)
Imágenes del Episodio BATALLAS NAVALES, DE TSUSHIMA A JUTLANDIA de la  WEBSERIE: HISTORIA EN 3D de Cau Artístic

No hay comentarios: