viernes

ERNST A. LEHMANN (1886-1937) LA CATASTROFE DEL HINDENBURG

EL PERSONAJE: Ernst A. Lehmann fue el comandante de dirigibles más experimentado de su época. Durante la I Guerra Mundial estuvo al mando de los zeppelines SACHSEN, el LZ XII, el LZ 90, el LZ 98 y el LZ 120.

Durante el vuelo final del LZ 129 HINDEMBURG estaba a bordo de la nave como observador, ya que el oficial al mando era el capitán Max Pruss.

Aquel 6 de mayo de 1937, el HINDEMBURG se acercaba a su punto de amarre en Lakehurst pasadas las 19:00 horas. 
De repente en el puente se sintió un fuerte movimiento que provenía de la parte trasera. El HINDEMBURG, en llamas, se inclinó por la popa 45 grados cayendo hacia el suelo. Lehmann gritó a la gente que se dirigiera a la ventana. Cuando la góndola se acercaba al suelo, logró saltar por la ventana por el lado de estribor, justo cuando caía a su alrededor la estructura del dirigible en llamas. Esto le provocó graves quemaduras de tercer grado en la espalda y la nuca, afectando a la columna vertebral.
 Mientras escapaba de los restos del HINDEMBURG, exclamaba:
"No lo entiendo, no lo entiendo"

Visto por delante, Lehmann parecía ileso. Fue atendido en la pequeña y colapsada enfermería de Lakehurst, donde otros pasajeros que entraban parecían mucho más graves. Testigos presenciales aseguran que, mientras mojaba sus quemaduras, soportó su dolor silenciosamente. Al día siguiente estaba muerto.
 
BIOGRAFÍA: Ernst August Lehmann nació en Ludwigshafen am Rhein (Renania-Palatinado, Alemania), el 12 de mayo de 1886.
A los 14 años ya tenía claro que su futuro pasaba por la construcción de barcos, así que estudió ingeniería en la Technishe Hochshule de Berlín, graduándose en 1912.
Empezó a trabajar en los Astilleros Imperiales de Kiel pero pronto descubrió que esta actividad no era lo que esperaba. Se unió al DEUTSCHE LUFTSCHIFFAHRTS-AKTIENGESELLSCHAFT (DELAG) donde empezó a trabajar como piloto en el zeppelín LZ 17 SACHSEN, con el que realizó 550 vuelos.
Durante la I Guerra Mundial, el capitán Lehmann comandó diversos Zeppelines: SACHSEN (requisado por el ejército), LZXII, LZ90, LZ98 y LZ 120. Al fin de la Guerra continuó con su dedicación a los dirigibles, ahora con fines civiles.
Con la idea de establecer una línea de dirigibles que uniera Europa con América a través del Atlántico Norte, en 1923 fue nombrado vicepresidente de la recién fundada GOODYEAR-ZEPPELIN CORPORATION. Voló como segundo en el primer viaje que llevó el LZ 126 a Estados Unidos para entregarlo a la NAVY, que le dio el nombre de USS LOS ANGELES.
En 1936, Lehmann recibió el mando del LZ 129 HINDEMBURG y Göring le nombró director de la recién creada aerolínea DEUTSCHE ZEPPELIN REEDEREI. Durante ese año realizó 10 vuelos interoceánicos.
Lehmann era observador a bordo del HINDEMBURG el 6 de mayo de 1937, pues la nave era comandada ese día por Max Pruss. Cuando se produjo el incendio, sufrió graves quemaduras aunque consiguió salir del zeppelín por su propio pie.
Ernest A. Lehmann murió el 7 de mayo de 1937, al día siguiente, como consecuencia de sus heridas.
Fotos: Dominio público (Wikimedia Commons)
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"Héroes, gestas, tragedias y sus máquinas"

LOTHAR VON ARNAULD DE LA PERIERE (1886-1941) COMANDANTE Y CABALLERO

EL PERSONAJE: Lothar von Arnauld de la Perière fue el comandante del submarino SM U-35 de la DEUTSCHE KAISERLICHE MARINE. Comandando esta nave logró el mayor número de barcos hundidos durante la I Guerra Mundial.
Desde noviembre de 1914 hasta noviembre de 1918, De La Perière logró echar a pique 226 buques, con un total de 538.498 TRB (tonelaje registro bruto).
La mayoría de barcos fueron hundidos en el Mediterráneo gracias al cañón de cubierta. De los 74 torpedos que disparó durante la Guerra, 39 acertaron en su objetivo.
El SM U-35 tenía su base en Cattaro (Montenegro, Imperio Austro-Húngaro) y su labor se vio favorecida por las mejores condiciones climatológicas del Mediterráneo, frente a las mucho más duras del Atlántico.
Fue condecorado en 17 ocasiones, tanto en Alemania como en Austria-Hungría o el Imperio Otomano. Destaca la Cruz de la Orden Pour Le Mérite, la condecoración más importante concedida por el II Reich y que le fue entregada el 11 de octubre de 1916.
Pero lo que convierte a De La Perière en un gran hombre fue su comportamiento caballeroso con las tripulaciones de los barcos que se disponía a hundir, llegando incluso a remolcar los botes de estos marineros hasta zonas desde las que pudiesen llegar a tierra remando. También llegó a avisar por radio sobre la posición exacta del lugar donde se encontraban los náufragos.

BIOGRAFÍA: Lothar von Arnauld De La Perière nació en Posen (Prusia) el 18 de marzo de 1886.

Fue admitido en la DEUTSCHE KAISERLICHE MARINE, el 1 de abril de 1903, a la edad de 17 años. Como cadete, formó parte de la tripulación del buque escuela SMS STEIN.

En 1906 fue nombrado alférez y, durante los 3 años siguientes, sirvió en el SMS KURFÜRST FRIEDRICH WILHELM, el SMS SCHLESIEN y el SMS SCHLESWIG-HOLSTEIN. También sirvió como oficial en la II División de Torpedos.

En 1911, con el grado de teniente, fue oficial de torpedos en el crucero ligero SMS EMDEN. En 1913 fue nombrado asistente personal del almirante Hugo von Pohl, jefe del Estado Mayor de la Armada Imperial en Berlín.
En abril de 1915, como capitán, fue destinado a la UBOOTWAFFE, siendo nombrado comandante del SM U-35 el 18 de noviembre. En las 14 misiones que realizó logró el récord de hundimientos con un submarino, en total, 226 barcos. Al término de la I Guerra Mundial, estaba al mando del SM U-139.
Tras la Guerra, apoyó al gobierno provisional de la República de Weimar comandando un batallón de asalto, entre febrero de 1919 y octubre de 1920. Dos años más tarde ingresó en la nueva armada, la REICHMARINE con el grado de capitán de corbeta. Sus destinos fueron a bordo de los acorazados HANNOVER y ELSASS. En noviembre de 1928 fue ascendido a capitán de fragata, comandando el crucero ligero EMDEN hasta 1930. Al año siguiente, el 30 de septiembre de 1931, solicitó su pase a la reserva con el rango de capitán de navío. Entre 1931 y 1938 trabajó como asesor y profesor de la Academia Naval de Turquía.
Al inicio de la II Guerra Mundial Von Arnaud fue incorporado al servicio de la KRIEGSMARINE, sirviendo como jefe naval de la Comandancia de Danzig hasta marzo de 1940 y, a continuación, jefe naval de Bélgica y Holanda durante tres meses.
Lothar von Arnauld De La Perière murió el 24 de febrero de 1941 en accidente aéreo cuando se dirigía a París a tomar posesión oficial de su nuevo cargo, Almirante del Sector Sudoriental.
Fotos: Dominio público (Wikimedia Commons)
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"Submarinos I (1776 a 1939) De los orígenes al inicio de la II Guerra Mundial"

GEORGE ZABELKA (1915-1996) ¿BENDECIR LAS BOMBAS ATOMICAS?

EL PERSONAJE: Los crímenes contra la Humanidad no los realiza una persona sola. Casi siempre son el fruto de la acción de muchas personas y así parece que no se es tan culpable.

En el caso de las terribles bombas atómicas que se lanzaron sobre el Japón hay un trabajo de mucha gente: científicos que investigaron, militares que prepararon las infraestructuras necesarias, obreros que hicieron los aviones y las bombas, políticos que autorizaron y justificaron el lanzamiento de las mismas, marineros que llevaron las bombas a la base, pilotos que llevaron los aviones hasta el objetivo, tripulantes que apretaron el botón de lanzamiento de la bomba, periodistas que justificaron el crimen e, incluso, sacerdotes que en nombre de algún dios, bendijeron las bombas que iban a matar a centenares de miles de civiles inocentes.
¿Se pueden bendecir bombas o armas que se han fabricado para matar?
¿En nombre de qué dios se puede hacer eso?
¿No será que el hombre es capaz de inventar cualquier justificación o cualquier interpretación de "sagradas escrituras" para matar al prójimo?
Eso va a ser.
El Padre George Zabelka es uno de los ejemplos de esta sinrazón. En 1945 era capellán católico de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, en la base aérea de la Isla de Tinian, asignado al 509 th COMPOSITE GROUP  (509 CG). En esta unidad se encontraban los bombarderos B-29 encargados de lanzar las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.
Las funciones de Zabelka eran realizar las misas dominicales, confesar y dar soporte a los que formaban parte de esa unidad y por lo visto, bendecir las dos bombas atómicas, LITTLE BOY y FAT MAN, que serían lanzadas el 6 y el 9 de agosto sobre las ciudades japonesas.
Las descripciones del terrible efecto de las bombas atómicas y averiguar que Nagasaki era una ciudad católica con catedral le hicieron abrir los ojos:
"Dios mío, ¿qué hemos hecho?"
Tres meses después del lanzamiento de las bombas atómicas, Zabelka viajó a Nagasaki y pudo contemplar a niños terriblemente quemados agonizantes.

Más adelante, Zabelka declararía:
"No hay ninguna manera de hacer una guerra que esté de acuerdo con las enseñanzas de Jesús. No hay ninguna manera de entrenar a personas para una guerra real conforme a las enseñanzas de Jesús. En la ética de "la guerra justa" no se reconoce a Jesucristo. En la ética de "la guerra justa" no se hace caso de sus enseñanzas, porque ni él ni sus enseñanzas dan estándares que se pudieran seguir para determinar cual es el nivel de matanza aceptable"

BIOGRAFÍA: George Benedict Zabelka nació en S. John (Michigan, Estados Unidos) el 8 de mayo de 1915, siendo sus padres John J. y Katarina, moravos católicos que emigraron a los Estados Unidos antes de la I Guerra Mundial.
Pasó su infancia en una granja de 24 hectáreas y estudió primaria en St. John. Una vez terminada la secundaria, entró en el Seminario Menor Sagrado Corazón de la Arquidiócesis Católica de Detroit.
Terminó sus estudios en el Seminario Católico Mount St. Mary (Cincinati, Ohio) y fue ordenado sacerdote católico el 7 de junio de 1941. A continuación fue pastor asistente en la parroquia del Sagrado Corazón en Flint (Michigan).
En diciembre de 1943, Zabelka ingresó en el ejército estadounidense como capellán. Tras servir en el campo de Wright (Riverside), en 1945 fue destinado a la 309ª Unidad del Hospital General de la Isla de Tinian. Cuando llegó el 509 th, carecían de sacerdote católico, así que le fue confiado a Zabelka.
En septiembre de 1945, fue trasladado a Japón con las Fuerzas de Ocupación. Fue dado de alta del ejército en Fort Lewis (Washington) en diciembre de 1946 con el rango de mayor. Regresó a la Diócesis de Lansing y trabajó como párroco de St. Thomas de Aquino Parish. Perteneció a la Guardia Nacional de Michigan y fue asignado como capellán católico en el 125º Regimiento de Infantería, de donde se retiró tras 20 años, con el grado de teniente coronel.
En 1955 fue trasladado a la parroquia del Sagrado Corazón en Flint (Michigan) donde mantuvo abierta una escuela parroquial para niños negros y predicó contra el racismo. Logró ganarse el aprecio y el respeto de la comunidad afroamericana. En 1973, el reverendo Zabelka se adhirió a Evangelio de la No Violencia. Lo que había entendido al fin, lo escribió a sus amigos y seguidores:

"He llegado a la conclusión de que la verdad del Evangelio es que Jesús no era violento y enseñó la no violencia como camino"
En febrero de 1976 se retiró como párroco en activo pero siguió dedicándose a enseñar la no violencia. En 1985, Zabelka realizó una peregrinación a Hiroshima y Nagasaki para pedir a los afectados el perdón para él y para su Iglesia, algo que hasta la fecha no ha hecho el gobierno estadounidense. George Benedict Zabelka murió en Flint (Michigan) el 11 de abril de 1992.
Fotos nº: 1, 2, 3, 4, 7, 8, 9, 10 y 11 Dominio público (Wikimedia Commons), Fotos nº 5 y 7: Cortesía de pinterest
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:" Bombardeos de Hiroshima y Nagasaki