viernes

JIM CLARK (1936-1968) UN MAESTRO DE LA FORMULA 1

EL PERSONAJE: Jim Clark está considerado como uno de los mejores pilotos de Fórmula 1 de todos los tiempos. Conocido como el "escocés volador", asombraba a los expertos por su conducción fluida y eficaz en la que, a pesar de ser el más rápido de la pista, parecía absolutamente tranquilo y relajado.
Ganó los campeonatos del mundo de Fórmula 1 de 1963 y 1965, siendo subcampeón en 1962 y tercero en 1964 y 1967. Desde el nacimiento del campeonato de Fórmula 1 en 1950, hasta la fecha, un total de 48 pilotos han perdido la vida en el circuito o a causa de los daños sufridos en el accidente. Jim Clark fue uno de ellos.
El 7 de abril de 1968 Jim Clark participaba en una carrera de Fórmula 2 en el circuito de Hockenheim (Alemania). En esa época, estas instalaciones estaban abiertas en medio del bosque y carecían de guarda raíles y zonas de escape, de manera que una salida de pista significaba estrellarse contra los árboles.
En la quinta vuelta de la primera manga de la carrera, en la subida hacia la Ostkurbe, algo se rompió en la suspensión trasera de su LOTUS o sufrió una súbita pérdida de presión en una rueda trasera, lo que le hizo perder el control del monoplaza y salir violentamente de la pista con tanta  fuerza, que el coche quedó partido en tres trozos. Aún con vida, Clark fue trasladado por carretera al Hospital de Heidelberg, donde falleció
Jim Clark había manifestado:
"No creo en la mala suerte. Sí en que algo se hizo mal"
¿Quien hizo mal las cosas? Está claro que Jim Clark no.


BIOGRAFÍA: James Clark Jr nació en Kilmany (Condado de Fife, Escocia), el 4 de marzo de 1936, siendo el menor de cinco hermanos. La familia poseía una granja y parece ser que no vieron con buenos ojos que se dedicara al automovilismo.
Aficionado a la velocidad desde la infancia, su amigo Ian Scott-Watson le ayudo a participar en carreras locales y rallyes. Más adelante, Jock McBain le permitió unirse a su equipo, el BORDER REIVERS. Colin Chapman, fundador de LOTUS CAR en 1952, le ofreció la oportunidad de competir con un LOTUS ELITE y quedó impresionado con el joven Clark.
En 1959 Jim Clark corrió en la Fórmula 2 y, a continuación, firmó con LOTUS para correr en Fórmula 1.  Debutó en el Gran Premio de los Países Bajos de 1960 y tuvo que abandonar por problemas en la caja de cambios cuando iba en 5º lugar.
En su siguiente carrera en el circuito de Spa-Francorchamps (Bélgica), logró terminar en 5º lugar. En el Gran Premio de Italia, colisionó con el FERRARI de Wolfgang von Trips que falleció al salir de la pista su monoplaza, matando a varios espectadores. No fueron fáciles sus inicios en la Fórmula 1.
Toda la carrera de Clark en la Fórmula 1 fue con LOTUS. Ganó en 1963 pilotando un LOTUS 25, el Campeonato Mundial de Pilotos y el Campeonato Mundial de Constructores. En 1965 volvió a ganar de nuevo el Campeonato de Pilotos y Constructores. Completó este excelente año, siendo vencedor de las 500 Millas de Indianápolis con el dorsal 82.
Los años 1966 y 1967, el tener que adaptarse a las nuevas reglas de motores de 3.0 litros, el monoplaza de LOTUS no acabó de ser realmente competitivo. Jim Clark murió el 7 de abril de 1968, al salirse de la pista en el circuito de Hockenheim, durante una carrera de Fórmula 2.
Fotos. Cortesía oficial site Jim Clark

DAVID LIVINGSTONE (1813-1873) EL MISIONERO EXPLORADOR

EL PERSONAJE: David Livingstone fue un misionero, médico y explorador, por este orden. Es considerado un héroe nacional en Gran Bretaña por sus exploraciones en África, cartografiando lugares que nunca había pisado el hombre blanco.
Mostró una tenacidad poco común en su idea obsesiva de llevar la "civilización del hombre blanco" y su religión a las tribus africanas y que, el único camino viable para conseguirlo, era introducir el comercio británico en el centro de África.
Para ello se dedicó a explorar e intentar descubrir lo que él llamaba "el camino de Dios", una ruta fluvial que permitiera la penetración hacia el interior del continente.
Esta obsesiva búsqueda le llevó a explorar desde la costa africana atlántica a la del Índico, sin olvidar su búsqueda de las fuentes del Nilo. También denunció el tráfico de esclavos y, finalmente, se dejó la vida en una de sus exploraciones por causa de la malaria y la disentería.
Su inquebrantable voluntad se demuestra en las palabras que manifestó:
"Decidí no parar nunca hasta llegar al final y alcanzar mi propósito"

BIOGRAFÍA: David Livingstone nació en Blantyre (Glasgow, Escocia), el 19 de marzo de 1813, siendo sus padres Neil y Agnes Livingstone, empleados de una fábrica textil y padres de siete hijos.
David tuvo una infancia muy dura ya que, con diez años de edad debía trabajar 12 horas diarias.
Logró, no obstante, matricularse en Charing Cross Hospital Medical School entre 1838 y 1840 y, su padre, hizo todo lo posible para que se hiciera sacerdote.
Livingstone fue aceptado como miembro de la Sociedad Misionera de Londres (LMS), aunque hubo de formarse en griego, latín, hebreo y teología. Su objetivo era ir a China como misionero pero, el estallido de la Guerra del Opio (1839-1842), hizo que se interesara por África. Aceptó una misión en Ciudad del Cabo, a cargo del misionero escocés Robert Moffat y se casó con su hija Mary. Mientras estaba en una aldea, fue atacado por un león que le hirió en el brazo izquierdo, incluida una rotura. Logró recuperarse aunque nunca más pudo alzar el brazo izquierdo por encima del hombro.
Robert Moffat puso a Livingstone al frente de una expedición para explorar el centro de África.  Viajó por el desierto de Kalahari, descubrió el lago Ngami (1849) y llegó al río Zambeze (1851). En noviembre de 1853 partió de Linyanti, cerca del Zambeze en busca de una ruta navegable. Tras un viaje de 1.600 kilómetros, llegó en mayo de 1855 a los alrededores de Luanda, enfermo de malaria y habiendo sido testigo de la trata de esclavos. Aprovechó para enviar un completo informe de su viaje a Londres.
Una vez recuperado, partió hacia Linyanti y, dos meses después inició un nuevo viaje con la intención de descender el río Zambeze hacia el Índico. El 17 de noviembre de 1855 descubrió unos impresionantes saltos de agua de más de 90 metros que bautizó como Cataratas Victoria. Continuó su viaje llegando enfermo de fiebre a Tete, en Mozambique. Tuvo que recuperarse para poder descender por el Zambeze hasta Quelimane, en el Océano Índico, donde llegó el 20 de mayo de 1856. El viaje había durado dos años.
Livingstone regresó a Inglaterra, donde fue recibido como un héroe. En 1866, con la intención de descubrir las fuentes del Nilo, se adentró en la región de los grandes lagos, hasta llegar a la región superior del río Congo. Enfermo de neumonía y con úlceras en los pies, debió confiarse a la ayuda de una caravana de negreros, presenciando terribles masacres que lo dejaron desolado.
El 10 de noviembre de 1871 tuvo lugar el célebre encuentro con el explorador Henry Morton Stanley a orillas del lago Tanganika. Éste pudo comprobar que Livingston se encontraba en un estado físico lamentable, pero se negó a retornar hasta que terminara su misión.
David Livingston murió el 1 de mayo de 1873, durante su última expedición a orillas del lago Bangweulu, en Zambia, por causa de la malaria y de una hemorragia interna debido a la disentería. Los porteadores llevaron el cuerpo del explorador durante 1.600 kilómetros hasta Zanzíbar, desde donde fue llevado a Londres y enterrado en la abadía de Westminster.
Fotos: Cortesía Livingston public schools

SAMUEL HOARE (1880-1959) MISION: CORROMPER LA CORRUPCION

EL PERSONAJE: Los catalanes hubiéramos debido estudiar con más atención algunos acontecimientos históricos del pasado, antes de creer que Europa iba a defender que, en Cataluña, sus habitantes,  pudieran decidir su futuro con urnas, el 1 de octubre de 2017, tal y como se había hecho en Escocia con total normalidad pocos meses antes. Creyeron que Europa frenaría la brutalidad represiva del Estado Español y se asombraron cuando vieron que, esta Europa "de la libertad y la democracia", miraba hacia otro lado, porque Cataluña no tiene los mismos derechos que los escoceses, europeos de más categoría, por lo visto. Y es que a Europa, lo único que le importa de España es que dé estabilidad al suroeste del continente. Por esta misma razón permitió que Franco continuase con su dictadura durante 40 años, siendo el único estado fascista no liberado tras la II Guerra Mundial.
Europa abandonó a los miles de soldados republicanos que habían ayudado a liberar Francia de los nazis, que habían sido los primeros en entrar en París y, lógicamente, pretendían liberar España del fascismo franquista. Entraron en España por los Pirineos, estableciendo un gobierno provisional de la UNE (Unión Nacional Española) en la Vall d'Aran (19 al 27 de octubre de 1944). Faltos del apoyo aliado, debieron retirarse a Francia, para ser desarmados por Charles de Gaulle, quien reconoció además al Gobierno de Franco.
Samuel Hoare fue un político conservador británico de alto rango que ocupó importantes puestos en los gobiernos de la época de entreguerras y la II Guerra Mundial. Por lo que respecta a España, fue embajador británico entre 1940 y 1944 y, su papel fue fundamental para impedir la entrada del régimen franquista en la guerra a favor de Hitler y Mussolini y en la supervivencia de este régimen.
España tenía una situación estratégica de primer orden durante la II Guerra Mundial ya que, si Franco entraba en Guerra a favor del Eje, quedaría cerrada la puerta al Mediterráneo para los británicos, que perderían el contacto con su imperio. Franco estaba en deuda con Hitler y Mussolini porque, sin su apoyo, no hubiera triunfado el golpe de estado fascista del 18 de julio de 1936. Los alemanes habían diseñado un plan (Operación Félix) para la toma de Gibraltar.
Samuel Hoare ideó una sencilla manera de garantizar la neutralidad española: entregar montañas de dinero a ministros, generales y personas próximas a Franco, unos 30 en total. Los fondos eran proporcionados por el MI-6 británico y eran ingresados en cuentas del Swiss Bank Geneva, enviados desde su sucursal de Nueva York. Los militares pensaban que el dinero procedía de Juan March, que ya había financiado el golpe de Estado de 1936.
La desclasificación de documentos ha sacado a la luz los beneficiarios de alrededor de 20 millones de dólares de la época. Algunos de ellos fueron: Nicolás Franco (hermano del dictador), general Valera (ministro del Ejército), general Aranda, general Gallarza (ministro del Interior), general Kindelan (capitán general de Cataluña), Queipo de Llano, o Muñoz Grandes, el comandante de la División Azul. Y, por si fuera poco, el MI-6 creó con estos generalas una organización clandestina para dar un nuevo golpe de estado en caso de que los nazis entraran en España.
Samuel Hoare informó al Foreing Office que Gran Bretaña no tenía "nada que temer de España" y, esta posición de servil neutralidad sirvió para que Estados Unidos y Gran Bretaña permitieran la supervivencia de la dictadura, sacrificando democracia por estabilidad.

BIOGRAFÍA: Samuel John Gurney Hoare nació en Londres (Inglaterra), el 24 de febrero de 1880. Su padre fue Sir Samuel Hoare, primer baronet y diputado conservador entre 1886 y 1906.
El joven Samuel, primogénito, fue educado como anglo-católico, en Harrow School y el New College (Oxford). Estudió Historia Moderna, graduándose con un BA en 1903.
El 17 de octubre de 1909, contrajo matrimonio con Lady Maud Lygon, hija del sexto conde de Earl Beauchamp.
Gracias a la influencia de su padre, Samuel se inició en política como secretario del secretario colonial de Alfred Lyttelton en 1905. En 1907 fue elegido miembro del Consejo del Condado de Londres por el Partido de la Reforma Municipal, desempeñando el cargo de presidente del Comité de Bomberos. En enero de 1910 fue elegido  miembro del parlamento de Chelsea. Al inicio de la I Guerra Mundial, debido a una "enfermedad", casualmente no pudo servir en el frente. Actuó como oficial de reclutamiento. Debido a sus conocimientos en ruso, el primer director de lo que sería el MI-6, Mansfield Cumming, le envió a Petrogrado (San Petersburgo) como oficial de enlace. Desde esta ciudad informó de la muerte de Rasputín.
En 1917 Hoare fue enviado a Italia con la misión de lograr que Italia se mantuviese en el lado aliado. Conoció y reclutó a Benito Mussolini, financiando sus inicios en la política con 100 libras semanales. Por sus servicios durante la Gran Guerra fue ascendido a teniente coronel y recibió diferentes condecoraciones. En 1922 le fue confiado el cargo de Secretario de Estado del Aire, manteniendo durante los años 20 a la RAF (Royal Air Force) como un servicio armado independiente. En 1927 fue nombrado Caballero Gran Cruz del Imperio Británico (GBE).
En 1931, Hoare fue nombrado secretario de Estado para la India, logrando que se aprobara la Ley de 1935 del Gobierno de la India. Como Secretario de Relaciones Exteriores negoció con el ministro francés Pierra Laval, grandes concesiones territoriales en Etiopía en favor de Italia. Con ello se intentaba contentar a Mussolini y mantenerlo alejado de Hitler.
Cuando en 1936, Hoare fue nombrado Primer Lord del Almirantazgo, impulsó el aumento de la Armada Británica, con el pedido de tres acorazados de la clase KING GEORGE. Muy cercano a Chamberlain, su siguiente puesto fue el Ministerio de Interior donde intentó realizar reformas judiciales, detenidas por el inicio de la II Guerra Mundial.  Estuvo brevemente en el Ministerio del Aire hasta que, tras el nombramiento de Winston Churchill como Primer Ministro el 10 de mayo de 1940, fue cesado.
Fue enviado entonces como embajador a España con la misión de intentar evitar que España entrara en guerra con las potencias del Eje. Ocupó el puesto entre 1940 y 1944 logrando el objetivo de mantener "neutral" a España. A su regreso a Inglaterra fue hecho vizconde Templewood, de Chelsea en el condado de Middlesex. Desde 1950, Hoare fue miembro del Comité de Escrutinio de Honores Políticos y lo presidió desde 1954. Samuel Hoare murió en Londres (Inglaterra), el 7 de mayo de 1959, como consecuencia de un infarto.
Fotos: Dominio público (Wikimedia Commons)
Imágenes de las CAUferencias de Cau Artístic: